Diferencias entre maquinarias livianas, semipesadas y pesadas

Experto desglosa cada uno de estos tipos de sistemas, y además entrega una detallada lista de resguardos de seguridad a considerar en el trabajo con estos mecanismos.
Hace décadas que los maestros comenzaron a ocupar las maquinarias de construcción, que aportan tanto en el transporte de elementos como en ciertas labores más específicas en las faenas.

La maquinaria pesada es la que más se ocupa en grandes construcciones como edificios, condominios y obras viales, debido a que tienen proporciones geométricas mucho más altas que un vehículo común. Así lo confirma Manuel Herrera, jefe nacional de la especialidad mecánica del instituto AIEP, quien asegura que “se utiliza para ejecutar operaciones de gran envergadura, como movimientos de tierra, izaje de elementos voluminosos o pesados, trabajos de ingeniería civil, trabajo en la gran minería”.

“Algunos de estos equipos son las retroexcavadoras, compactadores, excavadoras, pavimentadoras, bulldozer, palas cargadoras y motoniveladoras, entre otras”, añade.

Para manejar este tipo de cargamento es necesario que el conductor posea la licencia especial de clase “D”.

“También podríamos agregar las licencias profesionales para el manejo de camiones clase A4, para manejar transporte de carga cuyo peso bruto es superior a 3.500 kg, y la licencia clase A5 para conducir todo tipo de vehículos de carga, simples o articulados, cuyo peso bruto es superior a 3.500 kilos”, enuncia Herrera.

Otra de las maquinarias que se suelen utilizar en las labores de construcción son las semipesadas o medianas, cuya característica es muy similar a la de los mecanismos pesados, pero con un tamaño y peso un poco menor.

“Generalmente, la maquinaria semipesada son los mismos equipos, y son utilizados en construcción de edificaciones, como las miniexcavadoras, grúas pequeñas o minicargadores”, señala el docente de AIEP.

Las competencias que un conductor de maquinaria semipesada requiere son las mismas de una con sistema pesado.

Maquinaria liviana

Estos equipos son compactos y manipulables, y sus equipos se dividen en dos grupos: “Las neumáticas son alimentadas por un compresor, mientras que las eléctricas se alimentan eléctricamente desde grupos electrógenos o directamente de la red. Acá podemos nombrar a las betoneras, vibradores, compactadores, equipos de soldar, equipos cortadores, compactadores manuales, taladros neumáticos, etcétera”, explica el experto.

Medidas de seguridad

Manuel Herrera, jefe nacional de especialidad mecánica de AIEP, entregó algunos consejos para manejar maquinarias pesadas, medianas y livianas:

– La maquinaria debe estar con sus mantenciones al día.

– Los conductores deben tener la inducción necesaria para la operación del equipo.

– El conductor tiene que tener claro el tránsito de peatones y maquinaria y saber el límite de velocidad con carga y sin carga.

– La maquinaria debe transitar con luces encendidas y balizas.

– La maquinaria debe contar con extintores y equipo de primeros auxilios.

– El conductor debe tener claro la faena a realizar y sus riesgos, y en todo momento debe estar con su cinturón de seguridad ajustado.

– No debe distraerse de su labor haciendo uso de teléfono celular u otro elemento distractor.

– El conductor nunca debe dejar la maquinaria con el motor encendido.

– No debe trasladar pasajeros.

 El traslado de material en la cuchara de carga de un cargador frontal o equipo similar debe realizarse en la cercanía del suelo, según el manual de la maquinaria.

https://www.lacuarta.com/l4-constructor/noticia/diferencias-maquinarias-livianas-semipesadas-pesadas/442964/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *