En la construcción hay mujeres muy preparadas para puestos técnicos, pero costará más verlas a pie de obra»

La jornada virtual organizada por Amephu se retransmitió desde el salón de actos de la CEOS.

Hay mujeres muy preparadas para los puestos técnicos, pero costará más verlas a pie de obra porque los prejuicios de género y la fuerza física todavía condicionan su acceso a la parte más productiva de la construcción». Esta fue una de las reflexiones que se escucharon en una jornada virtual para debatir sobre el papel de la mujer en este sector, organizada por la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia de Huesca (Amephu) y la Federación de Asociaciones de la Construcción de Huesca, con la colaboración de la Fundación Laboral de la Construcción en Aragón.

El protagonismo fue para una mesa redonda en la que participaron seis mujeres con diversos cargos en diferentes ramas de la construcción: Mari Carmen Espías (Espías Constructora), María López (Hormigones Biescas), Olga Cervera (Hormigones Grañén), Celia Martínez (Hormigones y Áridos del Pirineo Aragonés), Ana Bosque (Kripio Arquitectura Técnica) y Pilar Abad (Abad Sallán Arquitectura e Interiorismo).

Así, por ejemplo, Mari Carmen Espías, arquitecta técnica, explicó que su empresa familiar, con más de 30 años de trayectoria, cuenta con 47 trabajadores en plantilla, de las cuales siete son mujeres que ocupan puestos como jefa de obra, responsable de logística, seguridad y salud laboral o contable. «No hemos recibido ningún currículo de mujeres para ser peones u oficiales, pero estaríamos encantados porque la valía de cada uno no entiende de género», dijo. Además, a su juicio, la fuerza física ya no es un factor tan determinante hoy en día «porque han disminuido las cargas de peso». «No hemos recibido ningún currículo de mujeres para ser peones u oficiales, pero estaríamos encantados porque la valía de cada uno no entiende de género»

Reconoció que el principal problema del sector es relevo generacional «porque los albañiles se están haciendo mayores y los jóvenes no tienen experiencia ni ganas de formarse». A este respecto, lamentó los estereotipos que afectan al género femenino «porque hay gente que le echa para atrás ver a una mujer colocando yeso o alicatando cuando somos más perfeccionistas y en ese tipo de trabajos finos tenemosmuchísimas posibilidades«. 

La empresa de María López es más pequeña, con siete empleados, y destacó que pese a que llevan buscando una persona, sea hombre o mujer, para transportar hormigón y áridos en camión desde agosto, no encuentran a nadie con los carnés adecuados ni con la experiencia suficiente. Ella también incidió en que la fuerza y resistencia física «no son importantes» para desempeñar este tipo de labores. No obstante, valoró la presencia de cada vez más mujeres en puestos técnicos, algo que en su opinión aporta muchos beneficios «porque al no estar todo el día trabajando en una zanja, podemos aportar otros puntos de vista». Por último, destacó que los problemas de conciliación también frenan a muchas a entrar en este sector. 

También Olga Cervera admitió haber sufrido esas actitudes paternalistas «porque al principio siempre me decían que preguntara por cualquier tema a una figura masculina», y coincidió en que tampoco le ha llegado hasta ahora ninguna solicitud de empleo de mujeres para determinados puestos más a pie de obra

Solo el 8,9% del empleo es femenino

Mientras, Celia Martínez, con 35 años de experiencia ya dentro del sector, reconoció que en su empresa apenas llegan al 8% de representación femenina, e incidió igualmente en elgrave problema de mano de obra cualificada por la falta de relevo generacional. 

Antes de debate, se presentó un informe de la Fundación Laboral de la Construcciónsobre la evolución de la mujer en el sector de la construcción, que ha pasado del 7,2% de 2008 al 8,9% que alcanzó en 2019, lejos del 20% de la agricultura, por ejemplo. De estas trabajadoras, un 66% contaban con estudios superiores, ocupando puestos de alta cualificación en administración, gestión, dirección facultativa o gestión de proyectos. José Alberto Andrés, responsable de Formación de la fundación, también advirtió del problema de envejecimiento del sector ya que el porcentaje de jóvenes menores de 35 años ha bajado del 42 al 20% en diez años.  

Además, Beatriz Oliete explicó el Proyecto Women Can Build, financiado por la Unión Europea, que busca potenciar la presencia de la mujer en los oficios de este sector «porque pueden ser potenciales trabajadoras para cubrir la necesidad de mano de obra cualificada y las habíamos dejado bastante de lado». Entre las conclusiones está la necesidad de desarrollar programas duales de formación para que puedan adquirir una experiencia previa que luego demandan las empresas, además de «romper barreras en educación, sensibilización…»

También intervino Pablo Ruiz de Temiño, presidente de la Fundación Laboral de la Construcción en Aragón, quien animó a las mujeres a entrar en el sector. «Hay que romper el estereotipo de que es solo de hombres porque hace falta mano de obra cualificada», resaltó.

Fuente de lainformacion:

https://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca/2020/12/27/en-la-construccion-hay-mujeres-muy-preparadas-para-puestos-tecnicos-pero-costara-mas-verlas-a-pie-de-obra-1410865.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Warning: fopen(H:\root\home\transmaquina1-001\www\www\TmWpMs\wp-content\plugins\rent-a-web\includes/cache/e5472fd74ba84da53e68fbba7eeba22d): failed to open stream: No space left on device in H:\root\home\transmaquina1-001\www\www\TmWpMs\wp-content\plugins\rent-a-web\includes\suitecrmhelper.php on line 290