LOGÍSTICA PARA LA VACUNA CONTRA EL COVID-19

El gran desafío logístico en estos últimos meses, sin duda ha sido la distribución y almacenamiento de la vacuna para frenar el avance del Covid-19, pandemia que ha retado a la industria logística a desarrollar nuevas estrategias en cuanto al almacenamiento de productos y distribución de los mismos.

A diferencia de los productos tradicionales que se mueven dentro de la cadena de suministro, existe un factor muy importante para movilizar, almacenar y distribuir la vacuna para el covid-19: “el frío” dada la característica de las vacunas en general y en especial ésta que se ha transformado en una vacuna vital para disminuir la propagación del virus. En los procesos comunes para el traslado de productos refrigerados o a temperatura controlada, existen estrictos sistemas de control que permiten asegurar el mantenimiento de la temperatura en cualquier nivel de la cadena de suministro (Supply Chain), indistintamente de la carga a transportar. Esto lo podemos ver muy bien en productos a nivel farmacéutico, donde el proceso de manipulación es controlado con sistemas de gestión altamente eficientes, ya sea durante la carga y descarga en los vehículos acondicionados especialmente para este tipo de artículos, donde el control es continuo y de acuerdo con las normativas legales sanitarias.

Para el caso de la distribución y almacenamiento de la vacuna para combatir el Covid-19, es de suma importancia contar con procesos que sean integrales desde la fabricación hasta el último punto de entrega, ya sea un hospital, clínica o recinto hospitalario. Mantener en constante refrigeración esta vacuna y asegurar la cadena de frío, hace muy necesario contar con sistemas de gestión tanto para la distribución como para el almacenamiento (SGT y SGA) altamente eficientes. Es aquí donde se pone a prueba la trazabilidad de mercancías en su máximo nivel.

Las condiciones climáticas particulares de nuestra geografía son un factor importante por considerar, dado que nos encontramos con zonas con temperaturas muy altas en el norte, como zonas con temperaturas muy bajas en el sur. Esto sumado a la longitud entre cada punto de salida y entrega, requiere un constante monitoreo de las curvas de las temperaturas tanto en los vehículos, como en los puntos de almacenamiento. Los “Hub de distribución” son los puntos en donde se debe potenciar los controles y monitoreo de temperaturas, ya que desde el punto de origen al punto de destino se pueden encontrar uno o varios Hub hasta completar la entrega en la última milla. La rapidez es una prioridad en esta cadena, como también minimizar la manipulación de los contenedores de las vacunas. Entre menos procesos tenga la distribución, se obtendrá una mejor trazabilidad.

Cabe considerar que la vacuna debe llegar a puntos extremos, como zonas poco habitadas, comunas con difícil acceso, etc. Aquí es donde se produce el más importante de los desafíos, lograr que no exista variación en la trazabilidad de la temperatura de la vacuna. Los vehículos deben proporcionar el ambiente adecuado para el transporte y se debe considerar la cantidad de veces que un vehículo abre sus puertas para la descarga de mercaderías. Por lo tanto los equipos de refrigeración deben ser capaces de ajustar la temperatura según el requerimiento del producto (en este caso dosis de vacunas).

Como se ha comentado por los medios, una de las características principales para el transporte de las vacunas es la temperatura de conservación “Pfizer” que es de al menos unos -70° C, condición que se ve afectada cada vez que los vehículos abren sus puertas para la descarga de los contenedores de vacunas, haciendo que la temperatura suba algunos grados, causando variación en la curva de la temperatura controlada. Por otro lado, se debe considerar muy cuidadosamente el tipo de vehículo a utilizar, recordando que se debe llegar a lugares de difícil acceso.

Adicionalmente y en cuanto al almacenamiento de la vacuna, el gobierno a través del Minsal ha manifestado lo siguiente:

“Durante los próximos días, Chile recibirá un primer cargamento de 20 mil dosis de la vacuna Pfizer, las cuales serán distribuidas entre la población objetivo antes de fin de año”.

“Hasta ahora tenemos, o estamos en etapas muy avanzadas, acuerdos y/o contratos que nos garantizan 10 millones de dosis con el Laboratorio Pfizer-Biontech, 10 millones de dosis con el Laboratorio Sinovac, lo que sumado a los acuerdos con los Laboratorios AstraZeneca-Oxford, Jensen – Johnsson & Johnsson y la Alianza Covax, nos permiten llegar a más de 30 millones de dosis”, dijo el Presidente Piñera. (Fuente: Presidencia.cl)

Para el almacenamiento se consideran contenedores tipo armarios con estanterías, que contienen congeladores que permiten bajar las temperaturas en su interior hasta -80°C. Estos armarios, dada su exclusividad, son incompatibles con pallet u otro tipo de soporte, por lo tanto los pallet se confeccionan a medida de los armarios. La estiba o arrumazón debe ser cuidadosamente planificada para este caso. Como en el mercado ya existen cámaras frigoríficas capaces de mantener temperaturas muy bajas, se pueden diseñar o equipar para almacenar los armarios manteniendo la temperatura adecuada para las vacunas Pfizer.

Cabe considerar que el almacenamiento a nivel central de las vacunas Pfazer, es entre los -75°C +/- 15°C por 6 meses, pero a nivel local la vacuna se puede almacenar entre los 2°C a 8°C, con una duración de 5 días. Las condiciones de almacenamiento son no exponer a la luz solar y artificial. Ante esto, la manipulación central genera mayores desafíos por el volumen y tiempo que las vacunas Pfizer se almacenarán.

Por otro lado, Cenabast aseguró que, para enero del 2021, se espera la primera llegada de vacunas contra el Covid 19 del laboratorio Sinovac. El Ministerio de Salud envió el mandato oficial a la Central de Abastecimiento, lo que significa la responsabilidad de la institución en ejecutar la importación de dos millones de dosis aproximadas en esta primera instancia.

Así lo indicó el Director de Cenabast, Valentín Díaz, quien dijo; “para el primer envío durante la segunda quincena de enero, debieran llegar 2.178.000 vacunas provenientes de China, lo que sucesivamente debiera repetirse hasta completar 10 millones de dosis, al 1° de marzo”.

De esta manera comenzaría la internación de 10 millones de vacunas para el primer trimestre de 2021, siendo este el proceso inicial de inmunización que abarca a la población de riesgo del país.

A diferencia de la vacuna de Pfizer, la vacuna de Sinovac se gestionará directamente desde Cenabast, tanto en la internación, en el almacenamiento y en su distribución.
Si bien CoronaVac debe mantenerse a bajas temperaturas, esta no necesita un almacenamiento a menos 70° como la vacuna de Pfizer. Esta vacuna se almacenará en centros logísticos dedicados al manejo, almacenamiento y distribución de vacunas, ya que la calidad y certificación de la trazabilidad son obligatorios para una eficiente entrega de las vacunas.

Para el transporte desde origen, Cenabast firmó un contrato de cinco viajes exclusivos con Latam, lo que permitirá acotar los tiempos de traslado, con las medidas sanitarias respectivas, para mantener la calidad de este producto.

Los movimientos, entregas, despachos y distribución de las dosis dependerán del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), del Ministerio de Salud, por lo tanto, se debe existir integración y coordinación de los diferentes departamentos tanto del gobierno como de los centros que estarán a cargo del almacenamiento y distribución de cada dosis. Para esto es fundamental la integración de la información en los canales de distribución.

Se ha comentado mucho sobre cuáles son las claves para el éxito en la refrigeración de las vacunas Pfazer o cualquier tipo de vacunas que requieran refrigeración a temperaturas menores a los 70°C. Ante esto mantener la cadena de frio y trazabilidad de las vacunas es el desafío para los profesionales logísticos encargados del almacenamiento y distribución de estas vacunas.

Considerando las opiniones de profesionales logísticos con vasta experiencia en almacenamiento y distribución, podemos determinar cuáles son las claves para lograr el éxito en el almacenamiento y distribución de las vacunas para el Covid-19:

1.- Competencias y habilidades de los profesionales, en cuanto al manejo de mercancías refrigeradas, tanto en el almacenamiento, como en la distribución (incluso la última milla).

2.- Capacidad instalada de los centros de distribución para el manejo de las dosis en grandes volúmenes.

3.- Rapidez y confiabilidad en la entrega.

4.- Eficiente nivel de trazabilidad.

5.- Minimizar los procesos en la cadena de suministro de las dosis

6.- Control y gestión ante eventos inesperados.

7.- Mantener sistemas de gestión en constante mejora

Fuente de la informacion:

https://www.revistalogistec.com/scm/estrategia-logistica-2/3208-logistica-para-la-vacuna-contra-el-covid-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *