Las redes de distribución como ventaja competitiva

Portada

No importa qué tan bien funcionan los nodos de la red o los centros de distribución, si una empresa tiene el número equivocado de centros de distribución o estos están ubicados en lugares equivocados, la cadena de suministro carecerá de una estructura de costos óptimos.

Consultores logísticos

Para diseñar u optimizar la red de distribución hay que plantear una serie de cuestionamientos que dirijan el rumbo y marquen el objetivo de dicha optimización, como por ejemplo:

  • ¿Cómo satisfacer el nivel de servicio pactado con los clientes, minimizando los costos logísticos asociados?
  • ¿Cómo modificar el nivel de servicio de los clientes para encontrar ahorros relacionados con la distribución de mercancía?
  • ¿Cuál debe ser la estrategia y el esquema óptimo de distribución?
  • ¿Qué regiones pueden ser atendidas dentro de una ventana horaria determinada, considerando horarios y capacidades de bodegas?, ¿Qué efectos particulares tienen en los costos logísticos?
  • ¿Quién debe estar a cargo del centro de distribución en términos de responsabilidad sobre el inventario, disponibilidad, costos, etc.? ¿Debe ser un centro de distribución operado de forma propia o por un 3PL?
  • ¿Conviene incrementar los costos de transporte para minimizar infraestructura y personal con el fin de lograr una mayor flexibilidad?

Al diseñar u optimizar las redes de distribución, se determinan la infraestructura de instalaciones adecuadas para apoyar una determinada estrategia de la cadena de suministro.

Sin embargo, no importa qué tan bien funcionan los nodos de la red o los centros de distribución, si una empresa tiene el número equivocado de centros de distribución o estos están ubicados en lugares equivocados, la cadena de suministro carecerá de una estructura de costos óptimos.

Antes de que una empresa invierta capital en un nuevo centro de distribución, sería conveniente resolver algunas preguntas como:

  • ¿Cuántos centros de distribución debemos tener?
  • ¿Hay oportunidades para consolidar los centros de distribución?
  • ¿Qué tipo de operación tiene cada centro de distribución?, ¿Almacenaje, Cross dock, centro de operaciones regional?
  • ¿Se ha determinado adecuadamente el tamaño de los centros de distribución y la cantidad de producto a almacenar?
  • ¿Qué productos ubicaremos en el inventario de cada centro de distribución?
  • ¿Qué clientes debe atender cada centro de distribución?
  • ¿Tenemos suficiente flexibilidad para dar cabida a futuras demandas de los clientes? 

Sin embargo, para que nuestra red de distribución sea una ventaja sobre nuestros competidores, además de las preguntas anteriores, es necesario analizar variables adicionales de una manera holística para aspirar a tener una cadena de suministro exitosa.

Debido a la competencia entre multinacionales, competidores emergentes y los rápidos cambios en tecnologías, han empujado a que las empresas traten de alcanzar eficiencias operativas óptimas que les permitan incrementar su participación en el mercado, mantener la competitividad e incrementar utilidades.

A medida que incrementa la competencia, se vuelve obligatorio diversificar las actividades, operaciones y procesos para lograr que en conjunto se forme una ventaja competitiva que sea difícil, si no es que imposible, de poder replicar.

Obtener esta ventaja competitiva es parte esencial de la estrategia de las grandes empresas globales. Para desarrollar una cadena de suministro exitosa, hay que considerar los siguientes 10 puntos:

1. Estandarización de procesos

Poder replicar de manera consistente cualquier proceso, ya sea de producción o administrativo es necesario para poder identificar de manera sencilla mejoras y oportunidades. Este primer consejo es básico para poder implementar procesos de mejora continua.

2. Priorizar preguntas

En la mayoría de los casos, una regla 80/20 funciona: la organización debe de enfocarse en preguntas y proyectos que tengan la mayor cantidad de beneficios con el menor esfuerzo posible (quick wins).

Identificar estos proyectos puede facilitarse mediante una gráfica en la que en el eje “Y” se representen los ahorros y en el “X” la complejidad del proyecto. El enfoque deberá de mantenerse en los proyectos del segundo cuadrante.

3. Agregar cuando sea posible

Las empresas globales suelen tener operaciones y cadenas de suministro ajustadas a cada región geográfica, ya que es importante poder crear estrategias que se adapten a las necesidades particulares de cada unidad de negocio.

Esta complejidad es necesaria a nivel operativo, pero dentro de un modelo de la cadena de suministro actual o un proyecto a desarrollar, deberá de ser reducida.

Para lograr esto es necesario identificar las actividades, políticas y restricciones que comparten las diferentes unidades de negocio y así agregar la información a un nivel óptimo que también permita representar resultados apegados a la realidad con una menor inversión en recursos, tiempo y esfuerzo.

4. Asegurar la confiabilidad de los datos

Los datos que serán utilizados para cualquier proyecto deben de representar lo que sucede realmente en la operación para que de esta manera todas las estrategias que surjan de éste agreguen valor de manera significativa. Los expertos en cadena de suministro sugieren realizar las siguientes preguntas antes de comenzar a recolectar datos:

  • ¿Los datos son precisos?
  • ¿Los datos están actualizados?
  • ¿Los datos están directamente relacionados con las preguntas que tratamos de responder?
  • En caso de que no, ¿agrega valor los costos y esfuerzos extras para tratar de recolectar los datos?
  • ¿Vale la pena recalibrar el cronograma del proyecto en curso?

5. Alinear el proyecto con las habilidades disponibles

El éxito de un proyecto depende en gran parte del equipo que lo desarrolle. Es necesario identificar las habilidades que se requerirán para el proyecto y basado en esto, formar un equipo adecuado que asegure resultados óptimos.

6. Incluir a los interesados

Es vital para el desarrollo y éxito del proyecto que los interesados sean incluidos, incluso es recomendable organizar un taller en el que se fijen de manera definitiva los objetivos del proyecto. Realizar los talleres antes de comenzar a recolectar la información puede ahorrar una gran cantidad de tiempo y retrabajos.

7. Definir metas específicas para enfocar los esfuerzos de la cadena de suministro

La intensa competencia hoy día obliga a las empresas a que fijen objetivos a corto y largo plazo para asegurar su rentabilidad. Es necesario que estas metas estén relacionadas a una serie de actividades detalladas para poder definir las suposiciones a utilizar en los proyectos de mejora.

8. Establecer el límite entre alternativas y sensibilidades

En los proyectos de cadena de suministro se estarán evaluando alternativas:

  • ¿Qué pasa si se abre un centro de distribución en el norte del país?
  • ¿Qué superficie se requiere si se centraliza el volumen de despacho en 3 centros de distribución?
  • ¿Cómo cambia el costo si se dejan de utilizar camiones “full”?

Cada alternativa estará basada en una serie de suposiciones que afectarán el resultado final, un mayor número de suposiciones aumentará la sensibilidad de la alternativa.

El resultado final puede no ser el resultado a implementar, ya que para esto se necesita un mayor nivel de detalle; sin embargo, esto no quiere decir que el resultado es incorrecto. Es necesario conocer la variabilidad al cambiar las suposiciones y factores clave.

Analizar estos cambios permite que el diseño final sea lo suficientemente detallado para realizar una implementación.

9. Analizar las capacidades de los centros de distribución

La capacidad de los centros de distribución juega un papel crítico en los proyectos de cadena de suministro.

Las empresas deben de tener un conocimiento preciso sobre las superficies disponibles para así determinar, basado en las metas establecidas, hasta qué punto se podrá soportar el volumen en un futuro.

10. Crear una ruta para llegar a las metas

Una vez definidas las metas es importante definir un plan detallado con metas intermedias que permitan tener visibilidad del camino que se está siguiendo, que asegure que los objetivos se mantengan alineados en todo momento y que se cumplan en los tiempos esperados.

Fuente de la informacion:

https://zonalogistica.com/las-redes-de-distribucion-como-ventaja-competitiva/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *