Las excavadoras con tecnología punta ya son una realidad

La tecnología evoluciona y revoluciona en todos los sectores productivos. En la maquinaria destinada a la abertura de surcos y movimientos también.

El desarrollo tecnológico que está experimentando la maquinaria pesada en general y las excavadoras en particular es realmente sorprendente. Hace algo más de 70 años que este tipo de máquinas llevan extrayendo tierra como una de sus operaciones básicas. Durante todo este tiempo su mecanismo y eficacia no ha dejado de avanzar. Valga como ejemplo que, en estos momentos, es posible operar con una excavadora a 8 metros bajo el agua gracias a sistemas de posicionamiento global por satélite. 

Aunque la tarea de esta máquina se limita a cavar, extraer, volcar y extender la tierra, existen un buen número de tipos y modelos de excavadoras y máquinas de construcción que según su tamaño, estilo y función estarán más capacitadas para un trabajo o para otro.

La excavadora perfecta

Cualquier modelo de excavadora tiene como principal objetivo cumplir con las funciones básicas de removimientos de tierra, pero las actuales superan estas actuaciones simples y elevan sus capacidades de forma exponencial. La búsqueda de la excavadora perfecta continúa, y las tecnologías actuales hacen que se esté mucho más cerca de obtenerla.

En este enlace se localiza una buena definición de lo que es una excavadora estándar, pero a medida que los avances tecnológicos se van adaptando a esta máquina, la descripción también deberá ir transformándose. Y es que, en estos momentos, las excavadoras poseen unos sistemas altamente innovadores en, por ejemplo, áreas imprescindibles de la hidráulica y del posicionamiento exacto. Las excavadoras actuales, con sus sistemas de GNSS (navegación global por satélite), sobre todo en las dedicadas a la construcción, dejan muy atrás a las que iniciaron este recorrido.

La excavadora perfecta, esa que logra una excavación óptima, con un movimiento más rápido y eficiente, parece que existe, y es aquella que utiliza la tecnología Topcon.

Topcon, el sistema de control definitivo

Este sistema consigue funcionar fuera del controlador de la excavadora X63, la cual recibe las señales del sistema de navegación global por satélite enviadas desde la configuración de mástil doble que se monta en las excavadoras. Como recibe señales conjuntas tanto del satélite ruos GLONASS como del GPS estadounidense, se garantiza la continuidad de su funcionamiento, sin que las condiciones climáticas o atmosféricas le afecten en modo alguno.

La impermeabilidad de los sensores de posición (unidos a la pluma, la vara y a la pala) son la segunda parte del sistema y sirve para optimizar el rastreo y el envío de información sobre los movimientos que realiza, esto incluye sus actividades acuáticas.

Tipos de excavadoras tradicionales

Sin embargo, en este sector, no todo es tecnología punta. Las habituales y más tradicionales máquinas excavadoras siguen siendo plenamente funcionales para cualquier labor que se le encargue. Aunque, como ya se dijo anteriormente, según el modelo será más o menos apta para el trabajo. En este sentido, cabe mencionar los tipos existentes y sus usos.

Las orugas

Posiblemente este tipo de excavadora sea el más común para mover tierra. Su nombre indica que no posee ruedas, sino que cuenta en su defecto con las orugas, sistemas de cadenas propias de los tanques y otras máquinas pesadas. Con esta característica, la máquina adquiere mayor estabilidad y poder de tracción, pero también la hace más lenta. Están destinadas a trabajar en terrenos escarpados, elevados o lodosos, en la construcción, minería, excavación de zanjas y fosos y también para nivelar los terrenos.

Con ruedas

Aunque lleva a cabo las mismas funciones que las orugas, las ruedas las capacitan para trabajar mejor sobre el asfalto, obteniendo, además, mayor velocidad y capacidad de maniobra, por lo que resultan ideales para trabajos que requieren mayor precisión.

Las miniexcavadoras

Como su propio nombre parece indicar, con estas máquinas la profundidad de excavación y potencia de trabajo son menores que las anteriormente descritas. Su tamaño compacto las hacen muy manejables, idóneas para trabajos en espacios reducidos.

De largo alcance

Este nombre hace referencia exclusivamente al tamaño y largo alcance que logra su pluma y brazo cuando estos están estirados. Su diseño se hizo pensando en trabajos especiales en los que la zona de actuación está muy alejada de la máquina y, por diferentes motivos, esta no puede acercarse, como por ejemplo muelles para los barcos, trabajos sobre ríos o lagos o en proyectos de demolición.

Las hidráulicas

Son las excavadoras más potentes del mercado, utilizadas con mayor frecuencia en entornos muy exigentes, como la industria minera. Se caracteriza por su cuchara hidráulica de mayor volumen y un motor mucho más poderoso que el resto, especialmente diseñada para levantar las cargas más pesadas.

La draga excavadora

Además de ser el modelo más grande de todos, esta máquina destaca por el funcionamiento de la pala que se lleva a cabo mediante un cable de elevación y una draga de arrastre con la que se eleva y baja la cuchara. Esta excavadora y su extraño funcionamiento se crearon para trabajos en los que se requiere estar muy cerca de la construcción, para la minería de superficie, dentro del agua, para excavaciones a gran profundidad y para la colocación de pilares. Su profundidad de excavación supera fácilmente los 65 metros.

https://regiondigital.com/noticias/reportajes/339364-las-excavadoras-con-tecnologia-punta-ya-son-una-realidad.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *