Transportes pone en funcionamiento un nuevo tramo de la autovía A-68 en Zaragoza

imagen

La asociación  de transportistas  Tradime ha  criticado  que  esa misma  autovía a su paso por Navarra vaya a pasar a ser de pago para los transportistas el año que viene

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha reafirmado hoy la apuesta clara del Ministerio por el Corredor Cantábrico Mediterráneo con la puesta en servicio del nuevo tramo, entre Figueruelas y Gallur, de la autovía A-68 en la provincia de Zaragoza.

Ábalos ha destacado la inversión de más de 60 millones de euros para añadir 14 kilómetros a este itinerario, con mayores prestaciones, mejores condiciones de circulación y, fundamentalmente, más seguro.

Las obras del tramo de la Autovía A-68 entre Figueruelas y Gallur, en la provincia de Zaragoza, que se incorporara a la Red de Carreteras del Estado de gran capacidad, han consistido en la duplicación de calzada y acondicionamiento del trazado de la carretera N-232 a lo largo de 14 km, que se unen a los 28 km de la vía de gran capacidad ya en servicio entre Zaragoza y Figueruelas. Estos tendrán continuidad con otros 15 km hasta Mallén, cuando finalicen las obras que Mitma está ejecutando actualmente, de un nuevo tramo de autovía A-68 entre Gallur y Mallén.

Esta nueva infraestructura introducirá mejoras tanto en la capacidad, en una vía con 13.000 vehículos diarios, de los que más del 50% son vehículos pesados, como en la seguridad, siendo ésta un factor muy importante debido a la alta siniestralidad del tramo, y en los tiempos de recorrido, de una importante conexión por carretera desde el nordeste hacia el norte de España y de gran importancia para la vertebración industrial y logística del corredor del Ebro.

Críticas de las asociaciones de transportistas aragonesas

Precisamente la seguridad  de esta infraestructura ha centrado  las críticas de las asociaciones de transportistas de Aragón, así como el hecho de que, mientras por un lado  se va a abrir al tráfico  uno de los dos tramos pendientes de la A-68, a partir del próximo año   se les vaya a cobrar por utilizar la misma autovía a su paso por Navarra por decisión del Gobierno Foral.  La medida afectará a los más de 6.000 camiones que, de media diaria, transitan por este eje viario básico para conectar el Cantábrico y el Mediterráneo,  y se aplicará solo a los transportistas a partir del próximo año en cuatro autovías navarras, además de la N-121-A, al tiempo que   se librará la que comunica Pamplona con Jaca (A-21).

El presidente de Tradime, José Antonio Moliner, ha criticado lo que a su juicio es una «barbaridad»:  «Nos gastamos entre 5.000 y 6.000 euros al mes en gasolina y la mitad se lo lleva el Estado en impuestos y, además, pagamos el resto de tributos como cualquier empresa. Entendemos que pagamos suficientemente por el uso de las infraestructuras», dijo.

Respecto al tema de la seguridad ,  Moliner  quiso poner el acento  en que si bien es cierto que con la apertura de este tramo se  acaba con uno de los puntos negros de la Comunidad,  el estado del siguiente tramo de la N-232 en obras, de Gallur a Mallén, «de noche y lloviendo no es peligroso, es lo siguiente. En la zona inicial y final hay hasta escalones y te obligan a hacer una ‘S’, advierte, al timepo  que se liberalice el peaje de la AP-68 hasta que no se inaugure, a finales de 2022, el tramo  hasta Mallén

Fuente de informacion:

https://www.autonomosenruta.com/transporte-mercancias/carreteras-peajes/7254-carretrera-a-68-tramo-zaragoza-camiones-funcionamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *